TRADICIONES Y COSTUMBRES

 

 

 

 

La Delegación Cuajimalpa de Morelos conserva y acrecenta sus tradiciones mediante la celebración de sus festividades anuales en sus diferentes pueblos y colonias; con la quema de juegos pirotécnicos, venta de antojitos mexicanos, ferias, venta de artesanías y música en vivo.

 

 

 
 
 

Texto: Enrique Salazar Híjar y Haro

Los Judas Vivos de CuajimalpaEn México la costumbre de quemar Judas durante la Semana Santa se inició a partir de la labor evangelizadora de los misioneros españoles, quienes aprovecharon esta tradición de su país para hacer comprender mejor el mensaje bíblico a los nativos de América. Ya en la Nueva España, la tradición se fue adaptando a las costumbres y características de cada grupo étnico, dando como resultado una rica diversidad en el forma de expresarla.

Durante la época colonial, en la ciudad de México la quema de Judas se efectuaba en la Plaza del Empedradillo, junto a la desaparecida Capilla de Talabarteros, desde las diez de la mañana, cuando las campanas de catedral anunciaban que la gloria se había abierto.

Esta singular fiesta era patrocinada por los panaderos de la ciudad, quienes colgaban de los Judas y chamucos una gran cantidad de piezas de pan, embutidos y botas henchidas de vino, aguardiente o chinguirito, que el pueblo se arrebataba luego de que los Judas eran destruidos por los tronantes y silbantes cohetones. Actualmente, esta tradición está casi perdida, tanto por la disposición gubernamental de prohibir la quema de cohetes como por la determinación eclesiástica de purificar las celebraciones de Semana Santa.

A pesar de todo, la gente del pueblo, que en la periferia de la gran ciudad de México y en provincia es más conservadora, continúa efectuando sus tradiciones aprendidas desde hace mucho tiempo, aunque a veces ignore el origen de las mismas. Tal es el caso de la muy distinta manera de representar la tradición de la quema de Judas que se practica desde 1913 en la parroquia de San Pedro Apóstol, en el centro de Cuajimalpa, población ya anexada a la ahogante ciudad de México.

Las autoridades de la delegación política de Cuajimalpa aparentan no enterarse de la quema de Judas para no entorpecer su realización, lo mismo que el actual párroco, el presbítero Martín Jaramillo Muñoz, quien la acepta, pero sin dejar de exhortar a sus feligreses para que purifiquen la tradición, de acuerdo con las actuales disposiciones litúrgicas. Al preguntar a los cuatro mayordomos que se hicieron cargo de la celebración en 1982, sobre cómo se originó esta manera de efectuar la quema de Judas en Cuajimalpa, sólo me contestaron: “es el costumbre... es el costumbre...”

Tratando de obtener mayor información, busqué al sacristán de la parroquia quien tenía ya muchos años en el lugar. Lo encontré instalado atrás del altar mayor, aplicando lo que se conoce como “limpias” a una muy larga fila de hombres, mujeres y niños, quienes después de orar en el templo y de dar el pésame a la Virgen Dolorosa, esperaban pacientemente su turno. No queriendo interrumpirlo en sus actividades, me dirigí al atrio, que tiene una pequeña cruz de piedra en el centro. Desde muy temprano ya se había adornado el frente del templo con vistosas tiras de papel crepé, y colocando en el campanario izquierdo dos fuertes maderos de donde pendían recias cuerdas con sus respectivas poleas. Pude así observar la llegada del atrio de dos grandes grupos de jóvenes y niños. El primer grupo provenía de Xochimilco, de donde traía numerosos y grandes atados de la pequeña, amarilla y aromática flor de manzanilla, la que hasta hace pocos años se sembraba en Cuajimalpa, pero como la población ha crecido y se han reducido notablemente los campos de labranza, la olorosa manzanilla debe conseguirse en otros lugares.

Nuestras CostumbresLos del segundo grupo portaban, colgados de los hombros, sendos botes alcoholeros o cubetas de plástico rebosantes de agua y primorosamente adornados con flores y papel de china de ululante colorido; regresaban en procesión del paraje de “Agua Bendita”, donde existe un manantial de cristalinas aguas que bullen abundantes en las faldas del cercano cerro Zentlápatl, en cuya cumbre se había escenificado el día anterior la crucifixión de Cristo.

Los miembros de ambas romerías fueron depositando su preciada carga en la sacristía del templo, donde a la media noche del mismo Sábado Santo, el párroco, después de la impresionante ceremonia de las luces, bendice la pila bautismal, lo mismo que el agua y la manzanilla, elementos que al siguiente día, Domingo de Resurrección, serán repartidos gratuitamente entre los fieles: el agua bendita como signo de sanidad espiritual y la manzanilla como símbolo de salud corporal.

El mismo sábado, desde muy temprano, dos fornidos jóvenes disfrazados de Judas, vestidos con amplias ropas rojas que tienen una gran bolsa al frente, media capa o esclavina y sombreros también rojos, cubriéndose la cara con pavorosas máscaras de hule, alborotadas melenas de ixtle y armados de largos y temibles látigos, hacen oración en el templo acompañados por dos niños -llamados “espías”- que visten de la misma manera, y de un numeroso grupo de jóvenes disfrazados de romanos y fariseos.

Después de que el párroco hace las oraciones y exhortaciones pertinentes y bendice a los participantes, romanos y fariseos se acomodan recostados boca abajo sobre el suelo, desde el altar hasta el exterior del templo, junto a la cruz atrial, para efectuar sobre ellos la suelta de los Judas, quienes salen rodando, como vomitados del templo, sobre los inertes cuerpos de romanos y fariseos.

Los Judas, en plena fuga, se esconden en diferentes parajes cercanos a Cuajimalpa, aunque en algunas ocasiones se han escondido en sitios tan lejanos como Coyoacán, Tlalpan o la villa de Guadalupe.

Los romanos, guiados por los pequeños espías, emprenden la búsqueda de los Judas, que después de ser hallados y aprehendidos, son amarrados y llevados a Cuajimalpa -viajando algunas veces en el Metro, en “peseras” o en microbús, para ser juzgados por los fariseos y condenados a la horca por haber vendido a Cristo.

Al llegar a Cuajimalpa, los Judas escapan repentinamente de sus captores, defendiéndose con sus lacerantes látigos y emprendiendo grandes correteos contra los visitantes y la gente del lugar, quienes huyen despavoridos entre los angostos callejones que tiene la gran vendimia instalada en las calles aledañas al templo.

A su paso por los diferentes puestos, los Judas exigen a los comerciantes les obsequien fruta, pan, ropa y juguetes, lo que van guardando en la bolsa de sus amplias vestiduras.

Mientras todo esto sucede fuera del atrio, en su interior, avanzando con dificultad entre la abigarrada muchedumbre, que para entonces es ya numerosa, los pequeños espías se abren paso a latigazos, a la cabeza de una pequeña procesión de catorce jóvenes que lucen hermosas y coloridas vestiduras, representando a la Virgen María, a María Magdalena y a los doce apóstoles; el grupo avanza en círculo alrededor de la cruz seguido por otros tres jóvenes: dos que tocan flauta y tambor, y uno que porta un estandarte.

Cuando los Judas han llenado las grandes bolsas de sus vestidos, se dejan aprehender por romanos y fariseos.

Intempestivamente, otra vez, los Judas se liberan y atacan a latigazos a la tupida multitud, en medio de gran confusión. Algunas personas, llamadas “penitentes”, se enfrentan desafiantes a los Judas para pedirles que les den entre dos y cuatro latigazos para expiar sus culpas, los que les son aplicados de las rodillas hacia abajo, en medio de movediza y apretada rueda de espectadores que corea ruidosamente cada uno de los latigazos. Mientras tanto, la pausada, silenciosa e indiferente procesión, guiada por los pequeños espías, continúa su marcha.

De nueva cuenta, los Judas son apresados, y ahora sí son atados de muslos y cintura a las gruesas sogas que cuelgan del campanario, levantándolos a tres o cuatro metros de altura, desde donde empiezan a arrojar el contenido de sus henchidas bolsas a la eufórica multitud, que se arrebata entre sí las codiciadas mercancías.

Después de la generosa entrega de regalos, los Judas son liberados para que continúen sus diabluras entre la vendimia, pero esta vez lo conseguido será para repartirlo entre sus compañeros. Cuando los temibles Judas han vuelto a llenar sus bolsas son nuevamente apresados por el grupo de romanos y fariseos para, colgados de las mismas sogas, recibir su merecido castigo. Es entonces cuando la pausada procesión, que hasta ese momento estuvo girando alrededor de la cruz, seguido por espías, romanos y fariseos, aplican a cada uno de los Judas tres latigazos; éstos tratan de evitarlos con graciosos rápidos movimientos, pero cuando alguno acierta en el blanco, la exaltada multitud lo corea con entusiasmo.

Foto: Enrique Salazar Híjar y HaroFinalmente, los Judas, agotados y sudorosos después de ser liberados, junto con espías, romanos, fariseos y los integrantes de la procesión, entran al templo para dar gracias a Dios y ser bendecidos por el párroco. Entonces los Judas vivos son sustituidos por grandes Judas de cartón, vestidos de la misma forma y cubiertos por numerosos, gruesos y silbantes cohetones, que para regocijo del pueblo son quemados en medio del atrio.

He regresado cada año a presenciar esta interesante celebración y hasta ahora no he notado grandes cambios, aunque desde hace cinco o seis años existen dos grupos que en este año la efectuarán juntos.

Ésta, como muchas otras tradiciones que se siguen efectuando a través del año litúrgico en México, plenas de pensamiento mágico, son resultado de innegable sincretismo.

SI USTED VA A CUAJIMALPA

Partiendo de la ciudad de México tome el Paseo de la Reforma con rumbo suroeste, hasta llegar a la carretera número 5 que va a Toluca. En el kilómetro 19 dé vuelta a la derecha y llegará usted a Cuajimalpa.

Fuente: México desconocido No. 266 / abril 1999


 

Enero 6

Reyes Magos: Se realiza en la explanada de la Delegación con entrega de juguetes, tamales y dulces a los niños, por parte de las autoridades Delegacionales.

 

 

Febrero 2

Fiesta de la Candelaria: Fiesta anual en la iglesia de la Candelaria, donde se venden antojitos mexicanos, pan de fiesta, artesanías, etc.; hay música en vivo y se lleva a cabo la bendición del niño Dios.

México se ha distinguido a través de los años por una rica gama de tradiciones, las cuales han permanecido en el gusto de la gente. Algunas de ellas datan de siglos pasados y una de ellas es precisamente la celebración de la Candelaria.

Este festejo se lleva a cabo desde 1869 y se celebra del 23 de Enero al 2 de febrero. El motivo de esta celebración es de tradición religiosa, ya que cuarenta días después de haber nacido Jesús en Belén; José y María sus padres, lo llevaron al templo en Jerusalén para seguir el rito judío, los cuarenta días se cumplen a partir del 25 de Diciembre (día de su nacimiento) al 2 de Febrero "candelaria".

En el país existen infinidad de poblaciones donde se celebra esta festividad; en la misma región de los altos de Jalisco son varios municipios cuya fiesta principal anual es precisamente la candelaria, como "Encarnación de Díaz", "San Julián", "Cañadas de Obregón" y Acatic etc.

Sin embargo la más importante por su fama, afluencia y tradición de no solo en los altos sino en México es definitivamente la de Jalisco cuando al término de nueve días a partir del 23 de Enero se comienzan a recibir infinidad de peregrinos principalmente a pie, en bicicleta y en cualquier medio de transporte disponible.

Desde el día 8 de Enero comienzan a salir las peregrinaciones rumbo a la Catedral Basílica de este lugar para asistir a la fiesta de la candelaria del 2 de Febrero. La llegada a cada una de las rancherías son un verdadero festejo; cánticos tradicionales, griteríos, cohetones.

En instantes miles de peregrinos se dispersan entre el puesterío para consumir fritangas enchiladas, gorditas, tacos, duros de puerco, frutas así como sombreros zapatos, prendas de vestir.

A su arribo a San Juan de los Lagos también hay muestras de alegría, las campanas de la Basílica son echadas a vuelo en señal de regocijo, grupos de danzas y bandas de guerra de todo el país encabezan las interminables columnas de personas arribando a esta ciudad rumbo a la puerta Principal de la Catedral-Basílica, donde les espera el recibimiento del señor Obispo del lugar y asperjarlos con agua bendita.

Después comienzan a entrar los millares de peregrinos entonando cánticos religiosos en honor de la Virgen de San Juan. Terminadas las celebraciones religiosas, los visitantes se dispersan a los puestos eventuales y establecidos, donde se expenden comida, dulces cubiertos regionales, artesanías, costura, cerámica, artículos de madera y religiosos, deshilados, entre muchos otros. Por su importancia y afluencia esta fiesta representa la más importante del año.

Febrero (3er. Martes)

Pernocta de la Peregrinación del Estado de México: Es la peregrinación del Estado de México a la Basílica de Guadalupe, en la cual realizan la última parada en la Delegación, antes de llegar a su destino; ocupan toda la explanada y sus alrededores para descansar, la Delegación los auxilia con servicio médico, sanitarios, agua, seguridad y comienzan a retirarse a partir de las 10:00 de  la noche.

Febrero 16-18

Inicio de Cuaresma: Carnaval en la explanada de la Delegación; es una festividad religiosa que se realiza año con año en el atrio de la iglesia de San Pedro Pagano para iniciar la cuaresma. Los hombres que se visten de mujeres y se pasean por las principales calles del centro de Cuajimalpa, se les denomina “Huehuenches”.

Febrero

Miércoles de Ceniza: Da inicio la cuaresma en donde los fieles católicos acuden a sus respectivos templos a cumplir con la tradición de poner una cruz de ceniza en la frente.

Febrero 24

Día de la Bandera Nacional: Izamiento de la bandera en la explanada de la Delegación, con sus respectivos honores.

Marzo 10-17

Fiesta del padre Jesús en San Lorenzo Acopilco: Festividad que se realiza cada año en la Iglesia de San Lorenzo Acopilco; la fiesta se lleva a cabo con juegos pirotécnicos, feria, venta de antojitos mexicanos, artesanías, dulces regionales, badas musicales y danzas.

Marzo 19

Fiesta anual en la iglesia de San José de los Cedros, hay juegos pirotécnicos, feria, venta de antojitos mexicanos, artesanías y música en vivo.

Marzo Viernes de Dolores (Fecha movible)

Viernes de Dolores: Festividad en honor a la Virgen de los Dolores, que data aproximadamente del año de 1850. Es la única festividad en su género del D. F., en donde además de contar con juegos pirotécnicos, feria, antojitos mexicanos, artesanías, dulces regionales y música en vivo, se realiza el concurso de bandas, degustación de moles y danzas folclóricas.

Marzo 21

Natalicio de Don Benito Juárez: Se realiza una ceremonia y se coloca una ofrenda floral ante su moumento por el aniversario del natalicio de Don Benito Juárez.

Marzo-Abril

Semana Santa: Se realiza en la explanada y calles aledañas de Cuajimalpa; es el cierre de cuaresma con la representación de la pasión y muerte de Jesucristo; eventos paganos como juegos mecánicos, venta de alimentos y artesanías, se cierra toda la cabecera Delegacional y se monta la mas grande feria del año.

Abril 30

Día del Niño: Festival con motivo del día del niño en la explanada Delegacional, se realiza con rifa de juguetes, entrega de dulces y función de teatro. Este evento lo encabeza el jefe Delegacional.

Mayo 3

Día de la Santa Cruz: Se lleva a cabo la bendición de cruces en las iglesias y parroquias de la demarcación, con fiestas en todas las obras y campamentos de construcción.

Mayo 5

Batalla de Puebla: Se organiza un evento cívico para conmemorar la batalla entre Franceses y Zacapoatlas.

Mayo 10

Día de las Madres: Festival en la explanada Delegacional con mañanitas con mariachis, rifa de regalos y música en vivo.

Mayo 28

Santísima Trinidad: Fiesta anual en honor a la Santísima Trinidad, en la explanada de Zentlapatl,con la quema de juegos pirotécnicos, feria, venta de antojitos mexicanos, artesanías, dulces regionales y música en vivo.

Junio (2° Jueves)

Jueves de Corpus Christi: Festival religioso en donde se visten a niños y niñas de inditos.

Junio 29

Fiesta anual en honor a los santos San Pedro en Cuajimalpa y San Pablo Chimalpa.

Julio 18

Aniversario Luctuoso de Don Benito Juárez: Se ofrece una ofrenda floral por el fallecimiento de Don Benito Juárez, en su monumento.

Agosto 10

Fiesta religiosa en San Lorenzo Acopilco: Fiesta con quema de juegos pirotécnicos, feria, venta de artesanías, venta de antojitos mexicanos y música en vivo.

Septiembre 15

Aniversario del inicio de la Independencia: Ceremonia del grito de Hidalgo celebrada por el Jefe de Gobierno Delegacional, coronación de las reinas de Independencia, Patria y Libertad, noche mexicana con música en vivo.

Septiembre 16

Desfile conmemorativo al día de la Independencia por las calles cercanas a las instalaciones de la Delegación con la participación de Escuelas, Asociaciones Civiles, Bomberos, Policía y Autoridades Delegacionales.

Ceremonia del Grito de Independencia

Septiembre 21

Fiesta en San Mateo Tlaltenango: Fiesta anual en honor a San Mateo Apóstol, que se celebra con juegos pirotécnicos, venta de antojitos mexicanos, artesanías, dulces regionales y música en vivo.

Octubre

Carrera del Venado: Evento Atlético que se realiza cada año en San Pablo Chimalpa aproximadamente desde los años cincuenta; da inicio en la glorieta de Ahuehuetes y termina en Chimalpa, aproximadamente participan 3 mil atletas en todas las categorías.

Octubre 30

Batalla del Monte de las Cruces: Se conmemora el aniversario de la Batalla del Monte de las Cruces, escenificada en San Lorenzo Acopilco hace mas de 100 años, entre Realistas e Insurgentes.

Noviembre 1 y 2

Día de Muertos: Tradición que se celebra en la explanada Delegacional, con concursos de ofrendas para los muertos.

Noviembre 20

Aniversario de la Revolución Mexicana: Se conmemora con un desfile deportivo, donde participan los clubes particulares y oficiales de esta Delegación.

Diciembre 8

Fiesta de la Inmaculada  Concepción: Festividad religiosa que se conmemora cada año en la iglesia de la Inmaculada Concepción y en las calles de el Contadero, se realiza la quema de juegos pirotécnicos, feria, antojitos mexicanos y música en vivo.

Diciembre 12

Fiesta en honor a la Virgen de Guadalupe.

Diciembre 16-24

Posadas en la Explanada de la Delegación Cuajimalpa.

Diciembre 24-25

Se realiza una celebración anual en la Colonia Navidad con feria y venta de antojitos mexicanos en la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús.

 

 

 

Volver al principio de la página

Volver a Página Principal